EL FUTURO ES DE LOS GATOS




Su pequeño tamaño y su carácter solitario convierten a este felino en la mascota ideal para personas que aun teniendo muchas obligaciones y poco tiempo libre siguen necesitando el contacto con un animal

Amadeu Obach - , veterinario

El gato, después de siglos de convivencia con el hombre, se ha afianzado con fuerza como animal de compañía, y si no cambian mucho las cosas va a ser, sin duda, la mascota del futuro. Su historia junto con los humanos podemos considerarla turbulenta y, hoy en día, sea por referencias del pasado, por ignorancia o por su aire misterioso, sigue suscitando sentimientos ambivalentes, teniendo defensores incondicionales y acérrimos detractores. Para comprenderlo mejor, vamos a hacer un poco de historia.

Todos los gatos actuales descienden de una única especie salvaje, el gato montés (Felis sylvestris),concretamente de dos subespecies diferenciadas: la africana, con un cuerpo delgado y esbelto, y la europea, que es mucho más robusta. La domesticación se produjo hace unos 3.500-4.000 años, probablemente en Egipto, aunque también pudo tener lugar en otros sitios en los que el hombre cultivara y almacenara cereales. Se trata de una domesticación reciente en comparación con el perro (16.000 años) y otros animales domésticos. Casi seguro que fue el gato el que se acercó a los poblados humanos atraído por los roedores que devoraban sus despensas. ...

EL GATO DOMÉSTICO CUMPLE CON FRECUENCIA LOS QUINCE AÑOS

Aparte de las supersticiones, es un hecho real que el gato infunde recelo en muchas personas; quizá sea su comportamiento, a veces aparentemente imprevisible; sus pautas de conducta pueden llevarlo a atacar sin causa justificada, su vida nocturna emitiendo toda clase de maullidos y bufidos en épocas de celo, su pose impertérrita y su mirada impenetrable, observando todo lo que le rodea con frialdad, sus pupilas rectilíneas (cuando hay mucha luz) como las serpientes, el hecho de que parezca que nos entienda pero que no nos haga caso ni obedezca nuestras ordenes, o el hecho desconcertante de que sea difícil ver un gato enfermo, siempre los observamos ágiles y en forma. Vamos a desvelar algunos misterios

El gato es un animal territorial. Cualquier variación que se produzca en él le ocasiona estrés, es capaz de atacar si alguien irrumpe en su zona y se siente acorralado. También es capaz de desplegar un tipo de agresividad denominada redirigida, por ejemplo, si entra un gato en su territorio pero por el motivo que sea no puede acercarse a él. Puede desahogar su excitación atacando al primero que se cruce por su camino, por ejemplo, su propietario. ...